top of page

Santa Cruz, la ciudad con una propuesta de valor en redefinición

Nuestra asociada Viviana Angulo, conversa sobre la propuesta de valor que ofrece Santa Cruz hoy en día.

¿Cuál es la propuesta de valor de Santa Cruz hoy? “Tierra de progreso”, quizá el primer pensamiento que todos tenemos al ser testigos visuales de una multiplicación vertiginosa de rascacielos, de una migración de empresas y personas imparables y la evidente actividad por doquier bajo un clima que estimula a mirar la vida quizás con más optimismo.


Los invito a comparar Santa Cruz con un emprendimiento de rápido crecimiento. Como todo emprendimiento, este debe validar una propuesta de valor, definir con claridad aquellas características diferenciales que son deseadas por un mercado. La definición de una propuesta de valor no nace de quien crea el emprendimiento; es decir, sus fundadores, nace del valor percibido de los actuales o potenciales clientes quienes cambian en el tiempo. Los clientes de Santa Cruz son todas aquellas personas que llaman hoy a esta tierra su hogar. Luego de conversar con algunas de estas personas, entendí ciertas características, menos perceptibles a la vista, que son medulares en la propuesta de valor de Santa Cruz hoy. Las comparto con ustedes:


“En Santa Cruz, se siente un equilibrio entre el trabajo y la vida personal”, la opinión de un profesional que compara experiencias laborales, en otras ciudades, en las cuales sus días de trabajo terminaban tarde noche limitando el tiempo para su familia.


“Tengo opciones de deportes diversos y al aire libre, y mis hijos también”, comparte un señor en sus cuarentas que paró de pedalear su bicicleta un momento para conversar conmigo.


“Para mi reciente negocio en Santa Cruz encuentro una actitud favorable a probar lo nuevo y las personas son más abiertas a dar su opinión sincera”, afirma una emprendedora joven dedicada a la confección de prendas.


Ahora tratemos de armar una propuesta preliminar con estas opiniones a la cuales; claro está, podemos sumar muchas más, pero para este ejercicio nos enfocaremos en estas tres.


El cliente de Santa Cruz aprecia un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. La salud a través de los ejercicios, para todas las edades, es una actividad viable y accesible. Al momento de hacer negocios, un mercado más receptivo y sincero es un estímulo para los emprendedores.


Este fue un ejercicio somero que debiéramos hacer con mayor detenimiento desde la mirada del cliente para realmente definir la propuesta con mayor profundidad de la “Santa Cruz ciudad de progreso”. Al final, es la forma en que percibimos las cosas como apreciamos su valor.


Ahora bien, ese cliente también puede identificar muy claramente los riesgos existentes que afectan directamente a la propuesta de valor. Entre ellos: la calidad de la educación, el deteriorado sistema de salud, la rauda afectación al medioambiente, la higiene de la ciudad, la discordancia política y la creciente inseguridad, etc.


Lee la nota completa aquí:

https://especiales.eldeber.com.bo/vangulo.html

Comentarios


bottom of page